Aqualix, el milagro para terminar con la grasa localizada
Cosmética y Perfumes

Aqualix, el milagro para terminar con la grasa localizada

La eliminación no quirúrgica de la grasa localizada es una de las demandas más frecuentes en los centros medico-estéticos, tanto por parte de hombres como de mujeres. De hecho es la operación más demandada por los españoles. Por eso Aqualix está teniendo tanto éxito.

La adiposidad resistente a dieta y ejercicio físico se debe en gran parte a un compromiso hormonal, no solo por los estrógenos en el caso de la mujer, sino también por resistencia a la insulina, como es el caso de los síndromes metabólicos.

El abdomen, las caderas, la espalda y la cara interna del muslo o rodillas son las áreas corporales que más acusan este anestésico problema.

Aqualix es una las soluciones que más éxito está teniendo. Se trata de una solución micro gelatinosa, biocompatible y reabsorbible que, cuando se inyecta en la zona afectada, acaba con las células grasas para siempre.

Hoy te cuento más sobre este tratamiento.

¿En qué consiste el método de lisis adipocitaria con AQUALIX, también conocido por intralipoterapia?

Aqualix consiste en infiltrar en la zona a tratar una solución, aprobada por la agencia española del medicamento, para reducir acúmulos de grasa localizados en pacientes con normopeso. Este compuesto es capaz de deshacer la membrana de la célula grasa, siguiendo unas pautas concretas en función del área corporal que se trate. La grasa liberada será eliminada por el propio organismo, aunque conviene apoyar al mismo con técnicas de drenaje linfático que faciliten el proceso.Aqualix, el milagro para terminar con la grasa localizada

El proceso de lisis adipocitaria conlleva un estado inflamatorio durante varios días que desaparece espontáneamente; para minimizarlo se aconseja el uso de faja o media u otras medidas de compresión en función de la localización.

Dependiendo del volumen de grasa a tratar serán necesarias entre 1 y 3 sesiones, espaciadas un mínimo de 3 semanas para garantizar el máximo resultado de cada una de ellas.

¿Quien es el mejor candidato para el tratamiento con Aqualix?

Cualquier adulto sano, con exceso graso subcutáneo, fundamentalmente en abdomen, caderas, cara interna del muslo y rodillas, o pliegues grasos cutáneos de la espalda y flancos, preferentemente en normopeso o con sobrepeso ligero que no exceda los 6 u 8 KG.

¿Quién puede tratar con Aqualix?

El tratamiento definitivo de la grasa implica ruptura del adipocito y por tanto su correcto drenaje.

Solo un médico entrenado en su manejo puede utilizar este tipo de terapias. Tras una detallada historia médica y diagnóstico correcto de la causa del exceso de volumen, hay que matizar que la celulitis ni el exceso de pliegue cutáneo por flacidez son grasa, y por tanto, no son indicación, el doctor determina la dosis de fármaco a aplicar y el número de sesiones. La dosis es fundamental, pues un exceso de la misma puede ser inútil si no se elimina correctamente por el sistema linfático.

La técnica de infiltración es muy importante para que el tratamiento sea seguro y eficaz; su uso incorrecto podría alterar la dermis, algo imposible utilizando el protocolo correcto.

El precio aproximado de este tratamiento es de 300 euros por sesión.

Te dejo un vídeo donde puedes informarte mucho mejor sobre este tratamiento.

No hay Comentarios

Deja un comentario