¿Cómo afecta el tipo de calzado a la salud?
Calzado

¿Cómo afecta el tipo de calzado a la salud?

Muchas veces, especialmente las mujeres, se da más importancia a la estética que cómo afecta el tipo de calzado a la salud.

Cuando un zapato o zapatilla no se elige correctamente. puede llegar a suponer diferentes consecuencias para tu salud y bienestar. Por lo que debes prestar especial atención a las recomendaciones que hoy te doy. 

¿Cómo afecta el tipo de calzado a la salud de tu organismo?

Todas sabemos que los zapatos con mucho tacón pueden provocar diferentes molestias a nivel del pie pero también de la columna vertebral. ¿Cómo afecta el tipo de calzado a la salud?

Sin embargo, no todas las mujeres son conscientes de las consecuencias de esas molestias. Así que hoy te explico qué problemas puede conllevar elegir un calzado inadecuado. 

Manoletinas o bailarinas un clásico que desde que apareció en los años 50 ha regresado y que actualmente sigue de moda. Al tener suelas flexibles y no demasiado contundentes no son un buen amortiguador del pie ni proporcionan una buena sujección. Su uso prolongado puede producir contracturas y lesiones en el tendón de Aquiles.¿Cómo afecta el tipo de calzado a la salud?

Zapatillas deportivas. Están diseñadas para un uso exclusivo hacia el deporte y esto se ha de respetar. Si las utilizamos a diario estamos exponiendo a nuestros piés a demasiado calor y humedad lo que puede producir hongos e infecciones por la hipersudoración.

Zapatos de tacón estrechos. Llevar algo de tacón es bueno para el pié pero como cualquier exceso puede llegar a ser un problema como los dolores lumbares. La puntera, por otro lado, no debe de ser demasiado estrecha ya que al oprimir demasiado el pié puede provocar a la larga que los dedos se monten unos con otros o aparecer uñas encarnadas e infecciones.

Zapatos con plataforma. A pesar de la creencia de que esta suela absorbe los impactos de nuestras pisadas esta no está diseñado para ello. Provoca dolores en rodillas, caderas y espalda.

Lo ideal es calzar zapatos con un tacón de entre dos y cuatro centímetros y que la suela lleve algo para reducir el impacto de las pisadas o añadir una plantilla. También que el pié se encuentre sujeto y no sea demasiado opresivo pero que no baile.

No hay Comentarios

Deja un comentario