Proteger tus labios en Invierno
Cosmética y Perfumes

Proteger tus labios en Invierno

Las barras de «cacao» para los labios son cosméticos y no tienen efectos terapéuticos demostrados. Por lo que debes proteger tus labios en invierno con productos que no tengan conservantes ni colorantes, ni siquiera un poco de perfume…

Una buena manteca de cacao actúa como un aislante: protege la superficie de los labios de la suciedad y los mantienen hidratados.

A pesar de su nombre, los protectores de labios no contienen manteca de cacao, como no sea en cantidades mínimas. Por lo que hoy te voy a dar unas recomendaciones para proteger tus labios en invierno.

Proteger tus labios en invierno con productos de calidad

Al elegir un protector labial, lee atentamente la etiqueta, los ingredientes se enumeran siempre en orden decreciente: el primero de la lista es el que está presente en mayor cantidad. Esto es lo que debes buscar:Proteger tus labios en Invierno

1. Sí a la cera, (cera alba, candelilla cera, cera carnauba, cera microcristallina, beeswax), la manteca de Karité pura (Butyrospermum parkii) y la manteca de cacao (theobroma cacao butter).

2. Sí a los aceites, aunque tienen más tendencia a secar los labios que las ceras, son ingredientes naturales, como el aceite de ricino, jojoba, y mandorla. Yo, personalmente uso aceite de coco.

También son aceptables la Vitamina E, los filtros solares y los pigmentos pantalla como el talco o la mica.

3. No uses nunca derivados del petróleo (paraffinum liquidum, petrolatum, paraffin), son ingredientes de bajo coste y de escasa calidad.

4. Los conservantes como el paraben o el phenoxyethanol, no son necesarios si la formulación es buena.

5. Evita los productos con antioxidantes (BHT, BHA) y colorantes, pueden provocar reacciones alérgicas.

6. El perfume, cuanto menos mejor, debe aparecer al final en la lista de ingredientes.

7. Mejor sin alérgenos (limonene, citral, benzyl benzoate).

8. Por último evita los filtros químicos; la benzophenone-3 produce con frecuencia alergias.

Fuente: OCU nº 355

No hay Comentarios

Deja un comentario