No es ningún secreto que las portadas que más me fascinan son las de Harper’s Bazaar. Me gusta su simplicidad, su minimalismo, la manera en que dan protagonismo total a una fotografía y dejan de lado los titulares. Y me enamoran las portadas de todas las ediciones de la revista, tanto la británica como la española, pasando por la australiana.

Empezando por casa, este abril protagoniza la portada de Harper’s Bazaar España Constance Jablonski, con un total look de Armani. Con el titular Baby Blue, destacan la pluralidad de colores fuertes que esta primavera están inundando nuestro armario, así como un reportaje a Lady Gaga y a la bailarina Tamara Rojo.

La edición británica de Harper’s Bazaar ha conseguido un buen punto este abril. La portada es para una Kate Moss guapísima, que recuerda a sus mejores tiempos en el mundo de la moda. Vestida con un modelo Alexander McQueen de 2006 y fotografiada por Solve Sundsbo está mágnifica.

Parece que Kate Moss las cosas le van muy bien. Harper’s Bazaar ha decidido que no solo protagonice la portada de abril, ¡sino también la de mayo! Y está increíble. En una portada más romántica y pura, aparece con otro modelo de McQueen en color blanco con cuello halter. La fotografía vuelve a correr de manos del noruego Solve Sundsbo.

La edición australiana se desmarca un poco de la tónica internacional de la revista al elegir a una actriz para protagonizar su portada de mayo. Además, optan por multitud de titulares y un color negro para una portada primaveral. Claro que en Australia ya están en otoño. No resulta una mala elección, ¿cierto?

Y para un suplemento de la revista australiana, la portada es para Gemma Ward, que llevaba un tiempo desaparecida de las revistas de moda, y vuelve guapísima, como siempre.

Deja un comentario