¿ Te ha gustado el artículo ?
Esta cita hípica es, sin duda, la más importante del mundo y reúne cada año a más de 300.000 espectadoresAscot es sinónimo de glamour, estilo y excelencia

La reina Isabel II, las princesas Beatriz y Eugenia de York, la Duquesa de Cornualles…en fin, la Casa Real británica al completo no ha querido perderse el 300º aniversario de las carreras de caballos de Ascot.

Pamelas, sombreros y demás tocados imposibles se apoderan durante una semana de las cabezas de las más distinguidas damas británicas. Los días que duran las tradicionales Carreras de Ascot, en Berkshire (Gran Bretaña), y a la vista de la extravagancia de la que hacen gala las invitadas y algunos invitados que se van atreviendo a imponer estilo , podría parecer que allí todo vale…

Pero sin embargo, existen unas normas de conducta y etiqueta que se les imponen a los visitantes y son de lo más estrictas.

Las mujeres deben ir vestidas de manera elegante y aunque el sombrero no es obligatorio, la mayoría de ellas lo llevan. Los caballeros, por su parte, deben ir con camisa, corbata y, preferiblemente, con chaqueta. La ropa sport queda descartada!!!

Pero un código más estricto debe ser cumplido por aquellos invitados que acudan al Recinto Real, donde se puede encontrar desde millonarios anónimos, a famosas modelos, pasando por la Reina Isabel II de Inglaterra o alguno de los miembros de la Royal Family.

Los caballeros están obligados a vestir el tradicional chaqué negro (o gris oscuro) acompañado de un sombrero de copa alta, mientras que las ladies deberán ir ataviadas con elegantes diseños en los que, si se trata de trajes dos piezas, ambas partes deberán combinar en color y material.

Quedan absolutamente prohibidas las faldas que sean más cortas que cinco centímetros por encima de la rodilla, los tirantes que midan menos de dos centímetros y medio, los hombros al descubierto, y los bronceados artificiales “chapuceros”.

Aunque os suene a broma, el uso de ropa interior es obligatorio, aunque en ningún caso deberá dejarse al descubierto, al igual que el vientre. Del grado de extravagancia de los sombreros, sin embargo, no se dice nada.

Un protocolo al más estricto nivel ingles, aunque quizás algo cuestionable, os dejamos con las imágenes de las famosas pamelas y tocados, y ya veréis como los hombres van imponiendo su estilo más extravagante también…

Imágenes: HOLA

Deja un comentario