Después de ver, por segunda vez, el desfile de Diane von Furstenberg en la Mercedes-Benz Fashion Week, no puedo dejar de escribir sobre ella.

Brillos, prendas mayoritariamente monocromáticas junto con algunos estampados, estilosos sombreros, preciosos gowns e increíbles botas se han mostrado en la pasarela neoyorquina, y por lo visto, han vuelto a poner en pie al mundo de la moda para aplaudir a esta veterana diseñadora.

Según Diane, ha querido rendir un homenaje a mujeres americanas con fuerza, estilo y seguras de sí mismas, tal como lo fueron Gloria Vanderbilt o Diane Vreeland. Y creedme, lo ha conseguido. Lleva años siendo diseñadora, creando piezas icónicas y haciéndonos soñar con ellas, pero en cada uno de sus desfiles, von Furstenberg nos sorprende, y es que siempre tiene en quien inspirarse.

Hemos podido ver algunos monos, piezas que parecen no querer abandonarnos, acompañados de chalecos de pelo.

Gowns en azules y rojos, salpicados con brillos.

Los originales sombreros, que según Diane acostumbraba a llevar ella cuando tenía 20 años, se combinan con vestidos con vuelo.

Diane también ha presentado pantalones holgados combinados con camisas. Muchos azules en este desfile.

Y un poco más de Studio 54, los 70 e inspiración Andy Warhol… ¡Dios bendiga esa época!

Deja un comentario