El famoso Baile de la Rosa ha reunido a casi toda la familia Grimaldi y a muchas celebrities de la jet set internacional en el Sporting Club de Montecarlo.

Este año se ha basado en la belleza de la cultura de Marruecos, en la que los vivos colores de vestidos y ornamentos pusieron el toque de fantasía a un evento que parecía salido del bello cuento de «Las mil y una noches».

El baile fue presidido por Carolina y Alberto de Mónaco, el cual asistió en compañía de su novia, Charlene Wittstock.

La familia Grimaldi se fotografió muy amablemente con el ministro de cultura de Francia, Frederic Mitterand y con la princesa Lalla Joumala Alaoui de Marruecos que lució muy bella con una túnica super elegante de inspiración árabe.

En cambio, Carolina lució un vestido negro con detalles de colores en el escote pero quiso darle un toque marroquí con un original bolso inspirado en el Fez (gorro típico de Marruecos).

Charlene Wittstock acertó de pleno con su vestido de escote asimétrico en tono nude y con aplicaciones en color turquesa.

Los hijos de la princesa Carolina lucieron también de lo más elegante, Andrea Casiraghi acudió con su novia Tatiana Santodomingo, y su hermano Pierre hizo lo mismo con Beatrice Borromeo.

El Baile de la Rosa con aire marroquí

Pero Carlota Casiraghi acudió al acto ella sóla, sin su novio Alex Dellal. La joven destacó por su belleza natural y lució estupenda con un elegante vestido en color rosa palo con un escote muy original.

Un baile en el que el glamour y las riquezas salen a relucir por doquier, esperamos que lo recaudado no defraude…

Imágenes: HOLA

Deja un comentario