Diez meses de dar a luz a su primer hijo, la modelo y pareja del actor Orlando Bloom, Miranda Kerr posa super sensual y con un tipazo de infarto para la revista Harper’s Bazaar.

La modelo australiana, de 28 años nos demuestra que lo suyo es pura genética y que no le hace falta literalmente nada para estar espectacular.

Miranda Kerr posa tumbada sobre una cama, completamente desnuda, con una toalla de leopardo en la cabeza y unos zapatos de tacón rojos de Dolce & Gabbana.

La modelo luce unos pendientes de Cartier, dos anillos de Bulgari y dos pulseras de Delfina Deletrez, casi nada…

Miranda se toma muy en serio lo de ser madre y aunque selecciona cuidadosamente sus trabajos, ha desfilado este año para el «Fashion Fest» de México, desfiló en su tierra natal para presentar la colección para primavera-verano 2011-2012 de la firma David Jones en Sydney, e incluso protagonizó una sesión de fotos para Victoria’s Secret en bikini el pasado mes de abril, cuatro meses después de convertirse en madre.

Pero, es que incluso, la modelo ha participado en la París Fashion Week desfilando para Balenciaga, dos meses después del parto.

Una recuperación «exprés» impresionante solo posible para una top model como Miranda Kerr.

Fuente e imágenes: abc

Deja un comentario