Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana han anunciado que posiblemente deben echar el cierre a Dolce&Gabbana  por le problema de fraude fiscal al que han sido condenados.

Por si no lo sabíais, os contamos que el mes de Junio pasado  Domenico Dolce y Stefano Gabbana fueron condenados a un año y ocho meses de prisión por evadir impuestos y a una señora multa de 258 millones de €.

Al verse obligados a pagar esa elevada cantidad de millones, los diseñadores se quedarían literalmente, y`perdonad la expresión, “con el culo al aire”, y por lo tanto deberían cerrar la firma que tantos años ha sido marca puntera entre las celebrities.

¿El fin de Dolce&Gabanna ?

Según declaraciones de los diseñadores a ‘The Telegraph’: “Tendremos que cerrar. ¿Qué quieres que nosotros hagamos? Cerraremos. No podemos tratar con ello. Es imposible”.

Ya en el año 2011, los diseñadores se vieron obligados a echar el cierre a su marca más juvenil, el mismo año en el que un juez desestimó los cargos penales al considerar que solo merecían una multa. Sin embargo el Tribunal Supremo anuló la sentencia y se reabrió el juicio que terminó hace un mes.

Los diseñadores han cerrado sus tiendas de Milán unos días para protestar   por las críticas de un político local que los acusa de participar en un «delito repugnante» de evasión. A lo que ellos se defienden diciendo:

“¿Cómo podemos ser considerados como evasores de impuestos? Somos gente buena, vivimos en Italia y pagamos impuestos en Italia. No pretendemos vivir en el extranjero”.

Así que solo queda esperar y observar si una de las firmas de moda más aclamadas por las celebrities naufraga como el Titanic o renace de sus cenizas como el Ave Fénix.

Fuente e imágenes: HOLA

Deja un comentario