La polémica modelo, Kate Moss, por fin deja atrás su lado más rebelde ya que ha decidido sentar la cabeza de la manera más tradicional, con una romántica boda en el campo inglés con su novio desde hace unos años, el rockero Jamie Hince.

Kate Moss y Jamie Hince la noche antes de su boda

Kate Moss y Jamie Hince la noche antes de su boda

La guapísima novia ha elegido a John Galliano para diseñar un vestido de novia en un blanco roto precioso y acabado hasta los pies, adornado con un bordado de pedrería en el plisado de la falda.

La supermodelo se ha decantado por un velo del mismo tono del vestido que, aunque no le cubría la cara y era bastante corto, caía por sus hombros. En cuanto al peinado, Moss no ha sorprendido. Siguiendo con su línea habitual ha lucido su melena suelta y rubia.

El novio, Jamie Hince, ha lucido un traje cruzado de 6 botones en un llamativo azul celeste, creado por Stefano Pillatti, director creativo de YSL,y que sorprendió gratamente a propios y extraños, ya que su historial de looks anteriores al evento era tan horrendo que muchos se presagiaban lo peor.

El double-breasted jacket (DBJ), este es el nombre con el que se conoce a este traje cruzado de 6 botones en el Reino Unido que siempre ha sido una tendencia en el estilo british más clásico y aunque parecía que este tipo de traje había caído en el olvido es ahora cuando vemos un resurgir del DBJ, de la mano de este rockero.

Pero, valga la redundancia, como buen rockero que se precie, Jamie Hince dijo sí a complementos que para él reflejan su personalidad rebelde: lo primero las gafas de sol, lo segundo unos botines de terciopelo y por último una corbata muy cantona.

[wpg]

Fuente e imágenes: Qué es

 

Deja un comentario