Ya está en el mercado una crema revolucionaria que es la combinación perfecta entre la cosmética y la medicina,su nombre es La Crème del Dr. Christian Chams.

La Crème contiene los mismos componentes que sus ya famosas infiltraciones y retrasa los efectos del envejecimiento y repara la piel.

La Crème del Dr. Christian Chams que usan las famosas

Muchas celebridades han pasado por la consulta del dr. Chams como Isabel Preysler o Catherine Zeta Jones y los resultados son evidentes, sobretodo en la primera, que cada vez más se parece a una muñeca Barbie. E incluso, se rumorea que los evidentes cambios de la reina Letizia vienen de la mano del famoso doctor Chams, de la esteticista Carmen Navarro y del doctor De la Fuente…Reina Letizia

El Doctor Christian Chams es muy famoso en todo el mundo por las infiltraciones de “cocktails” de vitaminas que se encarga de fabricar él mismo ( o por lo menos eso dice)  y que ofrece unos resultados impresionantes sobre la piel ya que aporta luminosidad, frescura y elimina las arrugas de forma muy natural. Vamos que estos cócteles son la Fuente de la Eterna Juventud, podríamos decir…

La Crème del Dr. Christian Charms es el resultado de ocho años de intensas investigaciones, se probaron 6430 fórmulas hasta conseguir la acertada. Esta crema contiene treinta componentes que proporcionan a la piel firmeza e hidratación, a la vez que reduce las arrugas (dicen que las elimina pero yo no me atrevo a asegurarlo), cierra los poros, estimula la producción de colágeno y suaviza el contorno de los ojos.

Los resultados después de tres meses de tratamiento son:

92% de hidratación.

83% de firmeza.

80% de reducción de arrugas.

Pero desde el primer momento se puede apreciar un proceso de rejuvenecimiento facial completo. Su aplicación es muy sencilla, ya que se utiliza cada noche después de desmaquillar bien cara, cuello, escote y manos.

Se vende en un tarro de 50 ml. y su precio es de 195,00€.

Podéis encontrar más información en la página web donde se vende esta impresionante crema.

 

 

Deja un comentario