La polémica actriz y «diseñadora» Lindsay Lohan ha sido condenada a 90 días de prisión por no asistir a las clases de educación alcohólica que le impusieron en el año 2007 por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.  

Marsha Revel, la jueza del Tribunal de Los Angeles, dictó sentencia y determinó que Lindsay Lohan violó su libertad condicional al no presentarse a nueve clases de educación sobre alcohol.

La actriz deberá entregarse a las autoridades el próximo 20 de Julio para cumplir su condena, pero además después de los 90 días de prisión, deberá cumplir también un programa domiciliario de control de sustancias durante otro mes y medio más.

Llorando, Lindsay Lohan pidió disculpas al tribunal y aseguró que ella no se ha tomado todo «esto como una broma», pero parece ser que la jueza no lo vio con los mismos ojos…

«Esto es mi vida, esto es mi carrera. Es algo por lo que he trabajado toda mi vida», dijo. «Me lo estaba tomando en serio. Nunca esperé un trato especial. No me lo estoy tomando a broma», continuó diciendo.

La actriz con tan sólo 24 años ha estado llevando un brazalete anti-alcohol desde el mes de mayo y admitió que ha estado haciendo todo lo que ha podido para compaginar trabajo con actuaciones.

El padre de Lindsay, Michael Lohan declaró en el programa de Larry King Live: «Estoy consternado pero al mismo tiempo un poquito satisfecho porque se va a rehabilitar. Pero lo último que quería para mi hija es que acabara en prisión».

Por el contrario, su abogada, Lisa Bloom también dijo estas palabras: «No veo el beneficio de mandar a los adictos a la cárcel cuando no han hecho daño a nadie. Lindsay sólo ha estado haciéndose daño a sí misma».

Otra que ha querido dar su punto de vista ha sido una amiga cercana a la actriz de Chicas Malas. Ella ha hecho las siguientes declaraciones a Ok!: «La cárcel es definitivamente lo mejor que le podía pasar ahora mismo».

Y es que la amiga se queja de los múltiples programas de rehabilitación a los que ha asistido Lindsay porque los resultados sólo pueden ser una de estas tres cosas, «prisión, muerte o manicomio«.

Desde luego los ánimos que le inculcan las personas más cercanas a Lindsay son como poco penosos, aunque claro está, todo es desde el punto de vista con el que se juzgue a la persona…

1 comentario

  1. me da mucha pena pero a las leyes hay q cumplirlas..la invito a que venga a vivir a argentina que ninguna ley se cumple! los asesinos y ladrones no van a la carcel, los violadores y pedofilos estan en libertad en as calles! y ella por alcoholica va 3 meses a prision!! esta bien ..argentina pais generosoooo!!

    Comentario by naty on julio 15, 2010 at 2:02 am

Deja un comentario