La  céntrica calle Velázquez,  en el corazón del barrio de Salamanca, ha sido el lugar escogido para ubicar la primera tienda Maguen.  11:11.

Con  paredes de ladrillo pintadas en blanco y gris, combinaciones de madera y grandes lámparas de acero suspendidas por maromas, el establecimiento, nos traslada a las agitadas avenidas de la gran manzana gracias al trabajo del equipo de interioristas Madrid In Love Industrial, y de Virginia López Hidalgo en la génesis del proyecto.

Cada una de las líneas de la colección de Maguen. 11:11 (Hamptons, West Village y Upper East Side) se enmarca en diferentes y sutiles ambientes separados por cortinas de arpillera.

Para la zona más clásica, Upper East Side, se ha escogido suelo de damero combinado con paredes y probadores en tono gris antracita.  Como decoración se ha optado por diferentes muebles de anticuario entre los que destacan chandeliers de época y un gran sillón de cuero, que recuerda a las míticas escenas de despacho de la serie Mad Men.

Los  Hamptons,  con  su  ambiente  bohemio  y  distendido,  se  recrean  con  la instalación de una auténtica caseta de baño antigua traída desde los Estados Unidos.

Como curiosidad cabe destacar que esta caseta se utilizará a diario como probador. El West Village,  la  zona  dedicada  a  las  prendas  más   cosmopolitas   y contemporáneas de Maguen. 11:11, se materializa un espacio con suelos desnudos en donde  varias  barras  metálicas  sin  tratamiento  con  cadenas  sirven  para  colgar  el muestrario.

La decoración se completa con espejos industriales y mesas de madera en el espacio central en donde las lámparas metálicas centran la luz.

[wpg]

Deja un comentario