Es hora de subir de nivel con esa camisa holgada que te “prestó” tu novio. ¿Te preguntas cómo lucir tanta tela sin que sea demasiado arriesgado? El equilibrio lo es todo. Por cada yin, debe haber un yang y por cada prenda de tamaño generoso, debe haber un fondo frugal. Así que una Camisa Oversize no solo se puede llevar a modo de vestido, sino que tiene otras múltiples opciones…

Prueba a combinarla con un pantalón estrecho, jeans ajustados, mallas gruesas… Las posibilidades son infinitas y hay mucha inspiración para encontrar en tus tiendas online favoritas.

Cómo combinar una Camisa Oversize

Aunque pensar en una Camisa Oversize te haga creer que es la típica prenda que le robas (perdón, le tomas prestada) a tu chico, lo cierto es que solo se trata de una hechura más amplia y unas medidas diferentes de patrón, pero la talla sigue siendo la misma.

Por qué debes Comprar una Camisa Oversize

Una Camisa Oversize puede funcionar muy bien combinada con numerosas prendas, pero si la metes por dentro de un pantalón chino de aspecto formal, vas a crear un contraste muy atractivo y original. Y si los zapatos también son sobrios, la importancia de la camisa será increíble.

Este tipo de camisas puede ser un comodín para tu fondo de armario. Porque combina con casi todo lo que tienes, y según cómo la combines, puede tener infinidad de vidas.

Puedes anudar la parte inferior de la camisa para potenciar tu cintura. Si buscas promover ese efecto de una talla más, puedes doblar los puños, pero como si pareciera que están descuidados… Otro truco es combinar tu Camisa Oversize con un pantalón o una falda de color negro que se ajuste a la cintura y a tus caderas.

En este caso, prueba a llevar cadenas y anillos XL dorados, haciendo una alusión a los años 90. Y un accesorio que queda genial es el clásico collar de perlas. De este modo darás a tu look un clasicismo informal.

No hace falta comprar una Camisa Oversize blanca siempre

Debes desterrar de tu mente esa idea falsa. No todas las camisas oversize femeninas son blancas. De hecho, las camisas de rayas quedan geniales. Y si son en tonos empolvados, mejor que mejor.

Una prenda que funciona muy bien con este tipo de camisas es la falda midi o incluso una falda larga, que, además, sea del mismo tono que la camisa.

La puedes poner por dentro de la cinturilla para intentar compensar volúmenes y que las dos prendas tengan  el protagonismo. Pero recuerda remangarte sin que se doblen los puños, para darle un toque más casual, y finaliza el look con unos taconazos.Victoria Beckham es una fanática de este tipo de looks. Me encantan sus looks con faldas plisadas de talle bajo y camisa blanca de algodón ligeramente oversize y mangas remangadas.

Por qué debes Comprar una Camisa Oversize

También puedes usar una Camisa oversize a modo de sobrecamisa, especialmente si tiene un estampado de cuadros. Porque no solo la puedes llevar anudada, por dentro de los vaqueros o abotonada. También la puedes convertir en una chaqueta ligera como veíamos en las series americanas de los años 90.

Por qué debes Comprar una Camisa Oversize

Y, como he comentado, no hay una combinación mejor que la de tu camisa XL con unos vaqueros. Esta combinación se ha convertido en un imbatible desde hace varios años. Los jeans rectos junto a la Camisa Oversize son la clave para lograr un minimalismo casi perfecto. Y si no le añades complementos, y te recoges el cabello, habrás triunfado.

Por qué debes Comprar una Camisa Oversize

Como ves, existen infinitas posibilidades. Y a ti ¿cómo te gusta combinar tus camisas oversize?

Fuente e imágenes: Vogue, Trendencias.

Deja un comentario