La vigésima edición de la Semana de la Moda de Río de Janeiro (Fashion Río) ha sido una clara apuesta por la fusión del arte, el diseño y la identidad carioca para la próxima temporada del invierno austral.

Hemos podido ver diseños de Alexandre Herchcovitch que presentó unos vestidos con poca tela, con un estilo muy diferente al del frío invierno europeo. Una colección de colores oscuros, con predominio del negro, el azul y el marrón, acompañados de vistosos complementos y originales tocados que modelos con melenas “afro”, estilo años 80, pasearon con distinguida gracia por la pasarela.

Se podría decir que la colección que presentó Herchcovitch es mucho más apropiada en pasarelas más comerciales como Milán y Nueva York, donde también presenta su trabajo.

Los diseños de Acquastudio son bastante más sobrios, trajes de noche y de fiesta nos recordaron la de´cada de los años 50 más estadounidense. Si algo caracterizó esta colección fueron los estampados con formas geométricas o motivos florales.

La diseñadora Erika Frade se ha inspirado en Oriente y ha mostrado una colección de clara influencia japonesa. El kimono fue el máximo protagonista, en oro para un vestido envolvente, en popelina para una camiseta para el trabajo y en piel roja para un vestido lleno de glamur.

En la colección de Alessa no faltaron los pequeños vestidos de seda y los pantalones hampones.

Fuente: eltiempo.com

Deja un comentario