Vestidos con mucho glamour
Looks y Estilos

Vestidos con mucho glamour

Los looks de los años 50 están muy de moda. Una época en la que los tonos pastel, faldas con vuelo, complementos naif, tenían un plus de feminidad. Los principales protagonistas son los Vestidos con mucho glamour que están inspirados en las mujeres Pin Up.

El “American Way of Life” se ve reflejado en este tipo de estilismos, en los que la moral y las buenas costumbres, asociadas a un consumo creciente, apuestan por una mujer con una combinación explosiva entre ingenua y rigurosa.

Los años 50 siguen en auge con Vestidos con mucho glamour

Los vestidos con faldas circulares, un tanto ampones en las caderas, con mucho vuelo y más si son de flores, nos hacen sentir lo más bellas, femeninas e infinitamente coquetas del mundo.

Son una tendencia que me recuerda directamente a los modelitos de Olivia Newton-John en Grease, así como los de todas sus amigas que los combinaban con zapatos del mismo color o deportivas blancas y jerseys delgados de punto.

Los diseños de Lela Rose para el próximo Verano son muy de los años 50. Delicados y muy femeninos.

Vestidos con mucho glamour

Christian Dior, bajo un halo de nostalgia entretejida en diseños muy actuales, le sigue haciendo un guiño a los años 50.

Vestidos con mucho glamour

Pero si hay una firma que se ha inspirado completamente en la época dorada de Hollywood esa es la de Alessandra Rich. Diseños absolutamente elegantes pero muy actuales.

Vestidos con mucho glamour

Vestir como en los años 50 no es tan complicado. Solo hay que tener en cuenta una serie de indicaciones.

Los looks de los años 50 suelen tener una forma de reloj de arena. Es decir parte superior ceñida, cintura estrecha y falda más amplia, llegando a lograr una circunferencia completa.

Vestidos con mucho glamour

Las mangas tres cuartos fueron todo un must have en aquella época. Los hombros eran estrechos, sin hombreras. También se llevaban mucho las blusas sin mangas y los cuellos babero.

Los vestidos – blusa o viceversa eran muy demandados. La parte superior era similar a una blusa y la cintura se sujetaba con un fino cinturón.

A mitad de los años 50, el estilo cambió un poco. Los vestidos eran más sueltos y comenzaron a llevarse los vestidos saco. Comenzaban a subir los dobladillos de las faldas hasta la rodilla. Y Las chaquetas se volvieron del estilo Chanel.


¿Te ha gustado el articulo?

No hay Comentarios

Deja un comentario