¿Te imaginas cómo deber sentar ser la mujer más guapa del mundo? La gente más cercana a Audrey Hepburn sabían que no sólo su impecable look o estilo le había otorgado ese título, sino su filosofía de vida: ÁMATE A TI MISMA.

Hay muchas mujeres que nos han inspirado y han dejado huella en la historia por su estilo, más que por lo que llevaban. Audrey Hepburn (1929-1993) sin duda está en el puesto más alto de esta lista gracias a su buen gusto por la moda y la personalidad necesaria para llevarla.

Audrey Hepburn siempre estará de moda

Los fotógrafos que retrataron a Audrey Hepburn decían que no podían hacerla parecer más guapa de lo que en realidad era.Audrey hepburn

Para Audrey, la ropa significaba mucho más que simple materialismo, para ella era una forma de expresión. A pesar de no ser el prototipo de belleza existente en los años 50-60, supo captar la atención del mundo con su atrevida actitud. Ella tenía mucho más que ofrecer a los cánones de belleza de su época y enseñar una lección sobre confianza en sí misma.

Pero no sólo sus estilismos la convirtieron en una estrella, también jugó un papel muy importante entre las mujeres más jóvenes expresando abiertamente sus opiniones y personalidad sin dejar de ser elegante y cortés -dos cualidades muy valoradas por aquel entonces en una mujer-.

Supo combinar su forma de ver la moda y reflejar estos atributos, y algunos de sus estilismos siguen de plena actualidad: desde las bailarinas, los pantalones capris, a blusas anudadas y pañuelos. Definitivamente, le dió a la moda su toque personal.

La ropa fue una parte importante de su vida y su carrera como actriz. Después de grabar Historia de una Monja, afirmó que el hábito de monja le había ayudado a interpretar su papel, no por cuestiones espirituales, sino por la forma de andar con él. El diseñador Hubert de Givenchy la ayudó a definir su imagen y compartieron una gran amistad a lo largo de la vida de la actriz.

Te puede interesar:  Inspira tu look de novia en Audrey Hepburn

En Desayuno con diamantes, donde Audrey Hepburn interpretó a Holly Golightly -una mujer que no estaba contenta con su situación de soltera y el no poder gastar el dinero que quisiera. Sólo visitando su joyería favorita (Tiffany & Co.) Holly se sentía realmente bien. El pensamiento de encontrar a un hombre rico y poder cambiar sus perlas falsas por una reales se convirte en su misión.- Audrey Hepburn convirtió varias prendas en iconos durante esta película, como el LBD (Little Black Dress) y las perlas.

El LBD sigue siendo un básico en el armario de cualquier mujer. Desde que fue diseñado por primera vez por Chanel en 1926, ha representado la identidad de muchas mujeres famosas. Desde Betty Boop a Tina Turner, el «vestidito negro» puede crear un look tanto atrevido como conservador.

La imagen de Hepburn bebiendo elegantemente su café para llevar en la esquina de la 5ta Avenida de Nueva York llevando un enorme collar de perlas y un vestido negro es probablemente una de las más famosas y totalmente conocida por cualquier mujer hoy.

Karl Lagerfeld, diseñador de Chanel, continúa usando el LBD en sus colecciones. Y siempre el secreto está en los complementos: sus famosos bolsos acolchados, gafas de pasta negra y cinturones encadenados.

A pesar de que Audrey Hepburn muriese con tan solo 63 años, su legado continúa hoy: una mujer extremadamente preocupada por la humanidad que enamoraba a cualquier persona que la conocía. En boca de Stanley Donen, director de cine: «Hizo mi alma volar. Me abrió a sentimientos preciosos.» A pesar de que ya no estaba viva cuando se la declaró en 2004 como la mujer más guapa del mundo, está claro, echando un vistazo a su trayectoria, que hay mucho más en su belleza que buenos genes. La moda jugó un papel importante también, pero aunque suene a tópico, la belleza está en el interior, y a través de estas palabras, podreis comprobarlo por vosotras mismas. Fueron dichas por ella cuando le preguntaron qué hace a una mujer bella.

Te puede interesar:  Massimo Dutti presenta una colección cápsula para hombre

* Para labios bonitos, di palabras amables.

* Para ojos bonitos, busca lo bueno de la gente.

* Para un cuerpo delgado, comparte tu comida con los que están hambrientos.

* Para un pelo bonito, deja que un niño juegue con él.

* Para tener un buen porte, anda sabiendo que nunca andas sola.

 

1 comentario

  1. […] de las actrices que rompió con el símbolo de mujer perfecta de aquella época fue la estupenda Audrey Hepburn que nunca quiso firmar aquel contrato y siempre lució hasta el fin de sus días tan bella como […]

    Pingback by Famosas sin maquillaje (3ª parte) on septiembre 26, 2019 at 11:55 am

Deja un comentario