Por primera vez en su historia, Lincoln Center fue el lugar elegido  como  sede  de  la  última  edición  de  la New York Fashion Week, celebrada el pasado mes de septiembre. Un encuentro imprescindible para conocer las tendencias para la  próxima  temporada  primavera‐verano  tanto  en  moda como  en  maquillaje.

Una  prestigiosa  cita  que  contó  de nuevo  con  Maybelline  NY  como  sponsor  y  maquillador oficial,  creando  los  looks  de  diez  de  los  diseñadores  más relevantes de la pasarela más conocida del mundo.

A  lo  largo  de  siete  días,  marcas  de  la  talla  de  Zac  Posen, Carlos  Miele,  DKNY  o  Custo  Barcelona,  presentaron  sus  propuestas  para la próxima temporada primavera‐ verano.

En  la  pasarela  se  pudieron  ver  prendas  coloridas,  flores  y diseños  geométricos  con  pliegues  y  volantes  en  texturas
ligeras y sedosas.

Como complemento perfecto, el maquillaje de Maybelline NY  aportó  la  belleza  de  lo  natural  y  la  elegancia  de  lo  simple  gracias  al  uso de tonalidades pastel, beige y marrón. Una tendencia cargada de tonos tierra en texturas ligeras, inspiradas   en   la   naturaleza   y   el   sol.   Rostros   mate bronceados  combinados  con  sutiles  pinceladas  de  luz, texturas  jugosas  y  tonalidades  similares  al  color  de  los labios  para  conseguir  un  efecto  volumen  de  manera natural,  y pestañas  intensas  para  aportar feminidad al conjunto.

El  resultado es un rostro  natural, lleno de contrastes y puntos de luz muy favorecedor y seductor.

Gato, make up artist de Maybelline NY España, ha vuelto a dirigir los desfiles de Custo Barcelona y Carlos Miele y nos cuenta las claves de los looks creados para ambos shows. Pero esto será en el siguiente artículo…

Deja un comentario