En estos días, todas las aficionadas a la moda y a las revistas de este género hemos podido correr a los quioscos para proveernos con las mejores revistas del sector. Me encantan estos días del mes, cuando todavía están por descubrir todas esas páginas llenas de increíbles, en el mejor de los casos, editoriales de moda, de buenas entrevistas y de in&outs (debo confesar que es una de las secciones que más me gustan) seleccionados por las privilegiadas estilistas.

Así pues, este mes me he lanzado a mi quiosco de siempre, y me he topado con tres buenas portadas. ¡Vamos a analizarlas!

En primer lugar, Harper’s Bazaar está de enhorabuena. Con este número de marzo celebran un año de vida, y lo hacen modificando su habitual formato. Este mes la revista es de dimensiones más grandes. Todavía estoy decidiendo si me gusta más o menos que la versión normal. Nos presentan a la modelo Anne Vyalitsyna, que viste un total look de Dolce&Gabanna, y continúan con su política de minimalismo 100% con un solo titular: Tira al blanco. Me encantan este tipo de portadas, donde eres capaz de apreciar la buena fotografía sin tener que escapar de miles de titulares. Simplemente, en pequeño y a la derecha de la portada, un pequeño aforismo del gran Kandinski: «El blanco suena como un silencio que de pronto puede comprenderse».

Por otro lado, la revista Elle parece coincidir con Harper’s Bazaar en cuanto a la importancia del blanco en esta nueva temporada. O al menos, intentan animarnos con un poco de primavera estos días fríos que parecen sucederse sin fin. Sin embargo, ofrecen muchísimos más titulares, que enmarcan a la modelo. Destacar que este mes ofrecen el Fashion Book, del que me declara aficionada.

Te puede interesar:  TUC TUC, moda infantil Otoño-Invierno 2012

Por último, Vogue España presenta algo un poco diferente. Utilizan a la modelo Anja Rubik, vestida con un precioso vestido azul y un fondo grisáceo, para llamarnos la atención. Además, destacan respecto de sus contenidos las tendencias setenteras y una extensa entrevista al gran Giorgio Armani.

¿Con cuál de ellas os quedáis? ¿O sois como yo, que me las compro todas?

Deja un comentario