A mí, personalmente, no me gusta nada la nueva colección de Prada para la temporada otoñal 2012, Una de las claves del desfile han sido los estampados hipnóticos de la mayor parte de las prendas.

Unos estampados que dañan la vista y es que Miuccia Prada ha escogido para el invierno que viene unos trajes de chaqueta con pantalones tobilleros y estampados geométricos que yo no me pondría, pero claro contra gustos no hay nada escrito…

La prenda que más me gusta de toda la colección, pero siempre colocada con unas prendas más sobrios y en un solo color, es el chaleco levita que Prada superpone a pantalones y faldas.

Los zapatos no son aptos para mujeres que tengan vértigo, tienen un cierto toque de zueco holandés, con apliques joya, print geométrico y plataforma.

La mayor parte de las prendas y complementos de esta nueva colección están repletos de cristales y otros apliques joya.

Ni los pantalones se libran de esta colección llevan estampados geométricos que recuerdan al movimiento Op Art, que no debéis confundir con Pop Art, ya que el primero es una  forma artística contemporánea que alcanzó su auge en la década de 1960, cuya finalidad es la de producir la ilusión de vibración o movimiento en la superficie del cuadro.

Fuente e imágenes: Marie Claire


Deja un comentario