La cantante Rihanna triunfó en la gala de los BRIT Awards 2011 que se celebró en Londres, pero no sólo porque logró el premio como mejor artista femenina, sino que en la alfombra roja de esta nueva edición, lució espectacular con un precioso y original vestido en organza y seda palabra de honor, en azul turquesa con motivos florales en la parte superior, de la colección DIOR  de Alta Costura.

Cheryl Cole, la jurado de ‘X Factor’, fue la encargada de otorgarle el premio, cosa que devolvió la sonrisa a la cantante tras la decepción de los Grammy.
Rihanna no pudo disimular su alegría al recoger el Brit Award 2011 a mejor cantante femenina. Con un vestido blanco de flores rojas y gran escote, no dudó en celebrarlo por todo lo alto.

Rihanna, cuyo último videoclip ha sido censurado en once países, apareció espectacular sobre el escenario para entonar algunos de los temas que la convirtieron en una de las ganadoras de la noche. Con un vestido rojo de gran cola y, después, más sexy con un body negro y medias de rejilla blancas, la cantante dejó al público entusiasmado con la actuación.

Deja un comentario