Las mascarillas se convierten en un accesorio más de moda
Complementos

Las mascarillas se convierten en un accesorio más de moda

En cuanto firmas de moda de lujo anunciaron que iban a readaptar sus fábricas para crear mascarillas y batas hospitalarias, comenzaron a aparecer diferentes memes y chascarrillos al respecto.

Leí hace un tiempo un tuit que decía “Los estampados incluyen cuadros vichy, tartán escocés, rayas ejecutivas, Príncipe de Gales y pequeños veleros”.

Pero, fuera bromas, como parece ser que nos vamos a tener que acostumbrar a llevar mascarillas durante mucho tiempo, ¿por qué no hacerlo con estilo? O eso piensan algunos diseñadores que se frotan las manos…

Las mascarillas se ponen de moda para marcar estilo

Más allá de las consabidas bromas sobre el uso de las mascarillas, son muchas las marcas que han visto una oportunidad…

Casi cada día aparece alguna marca que lanza a la venta originales mascarillas o cubrebocas con diferentes diseños de lo más originales. Hay para todos los gustos, incluso hay de seda, con lentejuelas, etc.

Incluso hay una web que se llama maskclub.com que ya ha firmado acuerdos de licencia con Hello Kitty, NASA y Batman, entre otros, para crear mascarillas.

Está claro que todo vale para sacar partida una situación de lo más delicada. Muchas son las marcas de moda que han puesto a la venta mascarillas personalizadas como es el caso de Off-White (70 dólares), Louis Vuitton (85 dólares), Gucci, Futurewear, Fendi (casi 200 euros) o Antisocial Club y que ya están luciendo muchas famosas, por ejemplo Bella Hadid o Gwyneth Paltrow.

Pero es que, para más inri, hay demanda de este tipo de cubrebocas. Fíjate en el caso de la mascarilla que lanzó Urban Outfitters con el logo de Rolling Stones y que se ha agotado, aunque tuviera un precio bastante exagerado (35 dólares…)

Otro claro ejemplo de aprovecharse de la debilidad ajena es el de la diseñadora Danielle Baskin que ha fabricado el modelo N95 Resting Risk Face, un tipo de mascarillas personalizadas que llevan una fotografía impresa de esa misma zona del rostro y que tiene un precio de 40 dólares.

Está claro que la crisis ha abierto la puerta a un nuevo accesorio de moda.

No hay Comentarios

Deja un comentario