Desde que Carine Roitfeld anunciara su marcha de la revista Vogue París, una de las mayores incógnitas en el mundo de la moda era cuál iba a ser su futuro. Pues parece que esa pregunta va despejándose poco a poco. Por ahora, la estilista francesa va a colaborar durante la campaña primavera-verano 2011-2012 con Barneys.

Barneys es uno de los grandes buques del lujo a gran escala. Una empresa que nació en 1923 en pleno corazón de Manhattan y que con el tiempo, y sobretodo con su apuesta por los jóvenes talentos, ha conseguido diversificar sus productos y llegar a muchos más lugares. Actualmente cuentan con tiendas en Boston, Beverly Hills, Chicago, Seattle, Las Vegas, San Francisco, Dallas y Scottsdale.

Una de las características de la marca son sus campañas publicitarias, y justo en ese campo va a desarrollarse el trabajo de Roitfeld. Se va a encargar de la campaña publicitaria de mujer de otoño 2011 y lo hará bajo el cargo de editora invitada y estilista. Además, para este nuevo proyecto, contará con la colaboración de Denis Freedman, director creativo de Barneys New York, y con Mario Sorrenti, que se encargará de las fotografías.

Así pues, el estilo hiper francés de Carine cruzará el charco y se instalará en Nueva York. De hecho, se celebrará una fiesta en la tienda que Barneys tiene en Madison Avenue para presentar al mundo el resultado. ¿Qué podemos esperar? Seguramente, imágenes y estilismos transgresores, mezcla de arte y sexo. Carine en estado puro.

Deja un comentario