Supongo que ya lo sabes, pero si no es así, ya te lo digo yo, la famosa serie Sexo en Nueva York regresa con un spin off. Pero eso sí, habrá una gran ausente, me refiero a Samantha, que en esta ocasión (por la mala relación entre las actrices Kim Cattrall y Sarah Jessica Parker) no participará.

Meses de incertidumbre, pero finalmente, ha sido la propia «Carrie Bradshaw» la que a través de su cuenta de Instagram ha confirmado la noticia: “And Just Like That…”, la mítica frase con la que Carrie comenzaba sus columnas da el punto de salida de la mano de HBO Max.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SJP (@sarahjessicaparker)

Y tanto tiempo después, un montón de preguntas se me vienen a la cabeza: ¿qué sucederá con Mr. Big? ¿veremos a los hijos de Charlotte? ¿Miranda se habrá comido el mundo o será al revés? Y lo más importante de todo ¿cómo vestirán las protagonistas de este Sexo en Nueva York del siglo XXI?

¿Qué tendencias en moda nos deparará Sexo en Nueva York?

La tan esperada secuela de Sexo en Nueva York constará de diez episodios de media hora de duración, y comenzará a rodarse, si el proceso de la pandemia lo permite, la próxima primavera. La producción mostrará a Carrie, Miranda y Charlotte «mientras viajan desde la compleja realidad de la vida y la amistad a los 30 a la realidad aún más compleja de la vida y la amistad a los 50«.

¿Qué nuevas tendencias para mujeres de 50 para arriba nos traerán sus protagonistas? Te recuerdo que en los 90, estas cuatro amigas revolucionaron el mundo de la moda, especialmente los looks de Carrie Bradshaw, que por aquel entonces hacía los sueños realidad de muchas mujeres mayores de 30 años…

HBO Max relanza el proyecto con un nuevo nombre, las palabras que a menudo usaba al escribir Carrie Bradshaw: And just like that… Y no hago más que preguntarme qué sorpresas estilísticas nos aguardan.

De la serie que comenzara en 1998  y finalizara en 2004 nos han quedado los conjuntos de tutú de Carrie, los trajes de chaqueta monocolor de Samantha, los vestidos palabra de honor de Charlotte y la moda masculina de Miranda. Patricia Field volverá a ser la encargada del vestuario, aunque sus últimos trabajos no han sido tan acertados como antaño…

Sexo en Nueva York regresa en pleno siglo XXI

Es curioso cómo les fueron cambiando las cosas. Recuerdo que al comienzo de la serie ninguna marca les quería prestar ni zapatos, ni bolsos, ni vestuario, pero al poco tiempo, se daban de… para que sus diseños los luciera alguna de las protagonistas. Fendi (que por aquel entonces era una firma menos conocida) les prestó sus bolsos baguettes; Manolo Blahnik, los zapatos, que Carrie logró que fueran aún más famosos todavía; Louboutin (que por aquel entonces no tenía tanta fama) se resistió a Patricia Field y logró no solo que le pagaran una parte de los zapatos «que prestaba» sino que su fama subiese como la espuma; y las listas de espera para conseguir el  bolso Birkin de Hermès se volvieron inmensas.

Sexo en Nueva York regresa en pleno siglo XXI

Sexo en Nueva York regresa en pleno siglo XXI

Y es que todo lo que tocaban estas chicas lo convertían en oro. Yo estoy deseando ver qué tendencias para mujeres de 50 años y un poco más nos traerán, porque estoy convencida de que volverá a suceder lo mismo… Uno de los retos de la estilista es demostrar que la edad no importa para tener estilo y seguir las tendencias del 2021.

 

 

Deja un comentario