Existen infinidad de truquillos caseros para cuidar nuestra piel, no hace falta gastarse una cantidad indecente de dinero para lucir perfectas y eso hoy os lo voy a demostrar.

Os voy a enseñar algunos de los truquillos caseros que yo utilizo para estar bien guapa sin que mi bolsillo se resienta por ello.

Truquillos caseros para tener una piel perfecta

Truquillos caseros

Labios irritados – Los cambios bruscos de temperatura, el frío, el viento, etc, resecan la piel de los labios, llegando a descamarse. Si os pasa esto e incluso se os agrietan, cosa que duele mucho, probad a, cada mañana y cada noche, aplicar un algodón empapado en manzanilla o tila y dejadlo durante unos minutos. Los labios mejorarán en poco tiempo, pero eso sí no olvidéis a lo largo del día mantenerlos hidratados.

Manos resecas – Para que las manos se vuelvan más suaves, preparad 1 vez por semana, una pasta mezclando un poco de azúcar y aceite de oliva. Frotáis con suavidad y a continuación os enjuagáis las manos. Es un peeling de lo más natural y funciona muy bien.

Piel fláccida – Para evitar la flaccidez de la piel y la aparición de las entiestéticas varices, ya os podéis olvidar de daros duchas o baños con agua muy caliente. Lo mejor es acostumbrarse a usar agua tibia y si sois valientes agua fría ( para mí resulta imposible porque soy la persona más friolera del planeta). Con la ducha realizad un masaje comenzando desde los pies y gradualmente ir subiendo. Esto estimula la circulación sanguínea y tonifica la piel.

Truquillos caseros

Piel hidratada – La pulpa de la calabaza es muy nutritiva y encima retrasa el envejecimiento cutáneo. También ayuda a combatir el acné y reduce las manchas. Se suele aplicar la pulpa, mezclada con un huevo o con miel.Aplicándola en el rostro y dejándola actuar unos 15 minutos.

Espero que os funcionen y si es así no dudéis en contármelo.

1 comentario

  1. Ducharse con agua fría es una maravilla y más ahora que empieza a apretar el calor! Primero te cuesta un poco pero cuando llevas un rato te va dejando una sensación de bienestar general, hasta sales más relajada de la ducha. ¡Y el pelo te queda super brillante!

    Comentario by Montse Godoy on mayo 4, 2009 at 4:44 pm

Deja un comentario