Una dieta ideal para broncear nuestra piel, en verano
Looks y Estilos

Una dieta ideal para broncear nuestra piel, en verano

Ahora que ya estamos inmersas en el verano y, con él, las horas “perdidas” tumbadas al sol, para broncear nuestra piel  y lograr la tan deseada piel dorada. Pero, como cada año, los expertos avisan de las consecuencias que puede tener esto para nuestra piel: envejecimiento prematuro de nuestra piel, por ejemplo.

Y, en algunos casos, los peores, nos encontramos con la aparición de melanomas. Por esa razón, además de usar cremas solares, debemos tener una dieta rica y variada en antioxidantes y, así, lograremos un bronceado ideal. 

Ayudar a broncear nuestra piel con una dieta adecuada

La falta de algunos nutrientes es la causa de las arrugas, del envejecimiento de la piel, la falta de brillo y la sequedad.Una dieta ideal para broncear nuestra piel, en verano

Para evitar eso y broncear nuestra piel adecuadamente, lo mejor es una dieta rica en frutas y verduras, en zanahorias, tomates, pimientos, espinacas, melocotones, melón, cerezas… aceite de oliva virgen, ensalada con aguacate, frutos secos… A primera hora de la mañana, recomendamos beber leche o zumo de frutas; cereales, galletas integrales, frutas o nueces.

A mediodía, un yogur o un poco de jamón con aceite de oliva. Si podemos tomar algún batido -con tomate, pepino y limón, mejor que mejor- ensalada de judías verde, pimiento…

Todos estos pequeños pasos, como tomar una macedonia de frutas con yogur, hará que tengamos una piel preparada para tomar el sol, sin malas consecuencias. Hay frutas estupendas para ayudar a broncear nuestra piel. Este es el caso del kiwi, naranja, fresa, sandía, papaya que al ser ricos en vitamina C, ayudan a mantener la flexibilidad de la piel.

Como ves, dieta y bronceado van de la mano, por lo que nunca olvides comer adecuadamente y mantener tu piel hidratada, por dentro y por fuera. Es muy importante que bebas mucha agua para hidratar el organismo y así, evitar no solo el estreñimiento sino que la piel aparezca apagada y sin luminosidad.

Imágenes: El Comercio, María Padilla

1 Comentario

  • Responder Consigue un cuerpo 10 con poco esfuerzo y algo de voluntad

    […] es que, muchas veces, nos obsesionamos con adelgazar, cuando el problema no está en el peso sino en los músculos, o mejor dicho, la casi ausencia de […]

  • Deja un comentario